La historia de Lady-Comp

Con amor y por amor: calidad de fabricación alemana desde 1986.


Todo empieza con amor

La historia de Lady-Comp empezó hace más de treinta años, cuando la mujer del doctor Hubertus Rechberg sufrió los efectos secundarios de la píldora. Preocupado por el bienestar de su esposa, el doctor Rechberg se propuso encontrar la alternativa perfecta para ella. Observó todos los métodos naturales disponibles en aquella época y los examinó meticulosamente, aunque ninguno parecía ser perfecto.

Cuando el amor y la ciencia van de la mano

Decidió desarrollar su propio método y crear un dispositivo fácil de usar que combinase un termómetro rápido con un sofisticado ordenador. Este programa, basado en todas las reglas de conocimiento sobre la planificación familiar disponibles, podía obtener estadísticas y efectuar ya predicciones fiables.
En 1986, el doctor Rechberg fundó Valley-Electronics GmbH. Junto con un equipo de ginecólogos, especialistas en software, ingenieros eléctricos y diseñadores, Valley-Electronics desarrolló Baby-Comp, el primer miniordenador destinado a supervisar el ciclo femenino del mundo. Baby-Comp era blanco o negro, con un sensor recto y más grueso que los modelos que conocemos actualmente.

Alta fiabilidad por naturaleza

El doctor Rechberg se preocupaba por proporcionar a las mujeres un método altamente fiable que les permitiese sentirse seguras y liberadas. La orientación de Valley-Electronics encajaba perfectamente, al esforzarse en todo momento por mejorar la fiabilidad de sus monitores de fertilidad. El doctor Rechberg invierte en investigación y desarrollo y siempre aprecia los estudios clínicos independientes y críticos.
En 1988 se realizó un primer ensayo en la Universidad de Düsseldorf, el principal centro investigador en materia de fertilidad de Alemania en aquella época. Se efectuó un estudio exhaustivo dirigido por el profesor Freundl para comprobar si Baby-Comp era fiable, y sus desarrolladores creyeron que sí lo era.
Con una varianza de 0,05°, el termómetro demostró ser tremendamente exacto, y los métodos clínicos para la seguridad en la anticoncepción confirmaron que utilizando Baby-Comp no se producían embarazos no previstos en los días verdes.

El nacimiento de Lady-Comp

La opinión de las clientas y la fiabilidad siempre han sido la principal motivación para la mejora y los avances. En 1989 se desarrolló e introdujo un nuevo modelo, basado en estudios serios y en las opiniones de las mujeres. Así nació Lady-Comp, más pequeño, más moderno y más fácil de manejar, equipado con un sensor ergonómicamente curvado. 

Lady-Comp y Baby-Comp no solo permitían hacer un simple análisis de la temperatura: comunicaban a las usuarias su estado de fertilidad diario, con estadísticas detalladas como la duración media del ciclo, el día de la ovulación, las variaciones dentro del ciclo y las deficiencias de progesterona. Cada mujer tenía la posibilidad de consultar sus datos personales en la pantalla o solicitarlos impresos, según desease.

Un decenio de ensayos y estudios

Los años siguientes se dedicaron a afinar el método Lady-Comp. Los creadores de Lady-Comp trabajaron sin cesar para hacer que el dispositivo fuese más eficaz y seguro para las mujeres. El objetivo era que Lady-Comp se sometiese al mayor número posible de ensayos críticos, realizados por los principales investigadores en materia de fertilidad de Europa:
1992 Prof. Martínez, Amsterdam (Países Bajos)
1992 Prof. Freundl, Congreso de Barcelona (España)
1994 Prof. Wildt, Erlangen (Alemania)
1997 Prof. Dessole, Saassari (Italia)

La máxima seguridad posible

En 1998, la Frauenklinik Benrath de Düsseldorf llevó a cabo el estudio representativo del índice de Pearl bajo la dirección del profesor Freundl. Para obtener la masa crítica mínima de 10 000 ciclos, se hicieron preguntas a usuarias de Lady-Comp y Baby-Comp de Suiza, Alemania y México —los entonces “países Lady-Comp líderes”— y todos los embarazos no deseados fueron analizados por investigadores independientes y especialmente críticos.

El resultado fue impresionante y confirmó la fiabilidad del método. Se calculó que el índice de Pearl era de 0,7, lo que significa que los días verdes con el método Lady-Comp eran fiables nada menos que al 99,3 %. Ningún otro monitor de fertilidad podía ofrecer un nivel de seguridad comparable.

La conquista del Oeste con cariño

Cada vez había más mujeres estadounidenses que querían comprar un Lady-Comp.

pearly, el hermano pequeño de Lady-Comp

En 2004 se introdujo un nuevo modelo, basado en las opiniones de las clientas que querían un dispositivo más móvil y transportable. Pearly ofrecía más independencia y discreción para las mujeres que pasan mucho tiempo fuera. Con su pequeña batería de litio y su caja compacta y robusta, Pearly sigue siendo el aparato predilecto de muchas mujeres.

Análisis médicos independientes

En 2007, todos los estudios y procesos de calidad de Lady-Comp fueron analizados por una institución médica independiente: el dictamen situó a Lady-Comp como líder indiscutible en gestión de la fertilidad.
En 2010, la Sociedad Ginecológica Polaca llevó a cabo un estudio propio e independiente basado en 3332 ciclos de 510 mujeres. El índice de Pearl resultante volvió a confirmar el estudio anterior.

Un equipo orgulloso de distribuidores especializados

2010 también fue el año en el que Lady-Comp se introdujo en China. El número total de distribuidores ha alcanzado los 30 y sigue aumentando. El distribuidor chino está realizando un enorme esfuerzo a la hora de preocuparse por las necesidades de las mujeres y ayuda a que los conocimientos sobre planificación familiar natural estén a disposición de todas las mujeres chinas.

La nueva generación de monitores

Una nueva generación de usuarias pedía más funciones. El equipo de Lady-Comp, siempre preocupado y apasionado por hacer realidad los sueños de las mujeres, volvió a ponerse manos a la obra y preparó un nuevo modelo. Como todos los dispositivos médicos, tenía que someterse a pruebas exhaustivas, y se efectuaron nuevos estudios para garantizar que Lady-Comp siguiese teniendo la mayor seguridad posible.
El nuevo modelo ofrecería a las mujeres más libertad, más control y más flexibilidad. Estas siempre han sido las metas de Lady-Comp. Ahora las usuarias pueden integrar y descargar sus propios datos, llevar consigo fácilmente su dispositivo, introducir observaciones personales, consultar estadísticas en una estupenda pantalla a color y mucho más. Como cabía esperar, el nuevo modelo de Lady-Comp ha sido un éxito absoluto.

Y ahora estamos aquí

Lady-Comp está actualmente disponible a través de distribuidores formados en más de 40 países. Con motivo de la introducción en el mercado de la nueva generación, los distribuidores europeos se dieron cita en la sede central de Murnau en enero de 2015, deseosos de colaborar en la mejora de sus servicios y enfoques.
Nos enorgullece continuar el trabajo del doctor Rechberg y nos fijamos como prioridad tener presente su verdadera preocupación por las mujeres en todas nuestras decisiones. Lady-Comp se creó teniendo en cuenta a la mujer en todo momento y continuará siempre que las mujeres sigan necesitando ayuda.